Impotencia psicológica

La impotencia o disfunción eréctil se produce cuando hay en el hombre una incapacidad para conseguir una erección o aunque la consigue dure muy poco tiempo con lo cual no se puede finalizar el acto sexual con plena satisfacción.

En los problemas de impotencia o falta de erección podemos encontrar diversas causas que la provocan así como factores que hacen que la misma se mantenga.

Cuando nos referimos a impotencia psicológica nos referimos cuando la causa es psicológica, es decir cuando son factores como el temor, la ansiedad o la frustración las que la causan.

En todos los casos el factor psicológico es esencial ya que en los casos de impotencia el hombre presenta una autoestima muy baja,depresión o ansiedad, lo cual hace que el problema de agrave notablemente.

Para el hombre el tener una respuesta sexual adecuada o incluso superior es sin duda algo esencial, algo que le hace sentir bien y si no la obtiene el hombre comienza a sufrir sentimientos de culpa por no poder satisfacer a su pareja, frustración por no ser capaz de conseguirlo y su autoestima baja, se siente incapaz e inferior al resto de los hombres.

El tratamiento ante este tipo de impotencia va sobretodo dirigido a que el hombre recupere su confianza en si mismo, que recupere su autoestima y pierda el miedo y el sentimiento de culpa que son los responsables de que esta situación se alargue en el tiempo.

La recuperación dependerá de muchos factores como por ejemplo la adherencia al tratamiento, es fundamental que el hombre siga las instrucciones del especialista y le informe de todo lo que va ocurriendo. No obstante en la mayoría de las ocasiones la impotencia psicológica es mucho mas rápida de solucionar que la impotencia en la que van involucrados factores fisiológicos.

Hay muchos hombres que sufren este problema, sobretodo de manera puntual pero que no acuden a un especialista por vergüenza o miedo, es necesario que se pongan en manos de un profesional lo antes posible porque de esa manera la recuperación será más rápida y sencilla que si la impotencia lleva tiempo produciéndose.

Deja un comentario